Corriente Independiente de La Laguna


Pensar en comida no es comer en exceso. No tenemos que actuar por nuestros sentimientos. Lo peor que podemos hacer es intentar convencernos a nosotros mismos de que debemos hacerlo. Nuestra fuerza de voluntad por sí sola siempre perderá. Hacer algo ligero – cualquier cosa excepto comer – generalmente ayudará a aliviar la necesidad. Podemos hacer: pedirle a nuestro Poder Superior que nos quite la necesidad; llamar a otro miembro de TA y explicarle lo que está ocurriendo; ir a una reunión; escribir sobre nuestros sentimientos; leer algo de literatura de TA nos ayudará a concentrarnos en nuestra recuperación; y recordarnos a nosotros mismos que podemos seguir abstinentes, no importa lo que pase. Para más sugerencias, leed “Antes de tomar ese primer bocado compulsivo” de TA.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: