Corriente Independiente de La Laguna

Archivo para diciembre, 2010

Sigue viniendo


En las reuniones recargo mis ganas de vivir, de continuar adelante a pesar de esta enfermedad. Allí tomo el ejemplo de otros que viven en recuperación. Renuevo mi compromiso conmigo mismo y con mi recuperación. Si dejo de ir, me entrego al aislamiento y a la soledad. Como yo solo no puedo con la comida necesito todo el apoyo de mis compañeros de TA para recuperarme. Así que pase lo que pase, sigue viniendo, y aunque no estés abstinente, estarás en el sitio adecuado para empezar a estarlo.

Inicia tus 24 horas siempre que lo necesites.

 

Anuncios

Confianza en Nosotros Mismos


La primera vez que afrontamos la necesidad de admitir la derrota, la mayoría de nosotros se rebeló. Nos habíamos acercado a A.A. esperando que se nos enseñara la confianza en nosotros mismos. Pero se nos dijo que, en lo que concierne al alcohol, esa confianza no sólo era inapropiada, sino que constituía una desventaja. Nuestros padrinos declararon que éramos víctimas de una obsesión mental tan sutilmente poderosa que ninguna fuerza de voluntad humana podría abatirla. No podía pensarse en una victoria personal sobre esta compulsión, mediante la mera fuerza de voluntad.

* * * * *

Cuando tratamos de hacer que nuestra voluntad se conforme con la voluntad de Dios, empezamos a utilizarla correctamente. Para todos nosotros, ésta ha sido una revelación maravillosa. Todos nuestros problemas se han derivado del mal uso de nuestra fuerza de voluntad. Con ella hemos tratado de apabullarlos, en vez de buscar ponerla de acuerdo a los designios que Dios tiene para nosotros. El propósito de los Doce Pasos de A.A. es hacer este acuerdo cada vez más posible.

1. DOCE Y DOCE, Pág. 24

Doce pasos hacía una recaída


“CADA RECAÍDA TIENE UN ORIGEN CONOZCA LOS SÍNTOMAS”

1. Empiece a faltar a las reuniones por cualquier motivo, sea real o imaginario.

2. Critique los métodos utilizados por otras personas que no están de acuerdo por completo  con los que  usted emplea.

3. Dé aliento a la idea de que algún día usted podrá beber nuevamente y convertirse en bebedor normal.

4. Deje que otros miembros  de su Grupo hagan la labor del Paso Doce, ya que usted vive muy ocupado.

5. Adquiera conciencia de su “ANTIGÜEDAD” y mire a cada recién llegado con escepticismo e ironía.

6. Siéntase tan satisfecho con sus puntos de vista acerca del Programa que se considere  a sí mismo como un “anciano estadista”.

7. Organice dentro de su Grupo un “Clan” de pocos miembros que compartan absolutamente y totalmente sus ideas.

8. Dígale en secreto al recién llegado que usted no ha necesitado tomar en serio algunos de los Pasos.

9. Permita que su mente profundice cada vez más en la gran ayuda que  presta a otras personas  y no trate de recordar lo que el Programa de AA le está ayudando a usted.

10. Descalifique de inmediato  al miembro que haya sufrido una recaída.

11. Cultive el hábito de prestar o pedir prestado dinero a sus compañeros y luego aléjese de las reuniones para evitar encuentros desagradables.

12. Convénzase de que el Programa de las 24 horas es vital para los “NUEVOS” pero no para usted, pues ya superó la etapa.

(Tomado de “Good News”) de “TOMARLO CON CALMA, PERO  HACERLO”

LA DEMORA REALMENTE SIGNIFICA PEREZA

BILL.

Evita impedir el desarrollo


. . . solamente hay dos pecados; el primero es interferir en el desarrollo de otro ser humano, y el segundo es interferir en el desarrollo de uno mismo.

* ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 542

La felicidad es un estado tan elusivo. ¿Cuán a menudo mis “oraciones” por otros incluyen oraciones “escondidas” para mi propio beneficio? ¿Cuán a menudo mí búsqueda de la felicidad es un obstáculo en el sendero del desarrollo de otro, o aun del mío? buscar el desarrollo por medio de la humildad y la aceptación nos trae cosas que difícilmente parecen ser buenas, íntegras y vitales. No obstante, al mirar atrás, puedo ver que el dolor, las luchas y los contratiempos han contribuido finalmente a la serenidad por medio de mi desarrollo en el programa.

Le pido a mi Poder Superior que me ayude a no impedir el desarrollo de otra persona o el mío propio.

 

 

 

 

 

. . . solamente hay dos pecados; el primero es interferir en el desarrollo de otro ser humano, y el segundo es interferir en el desarrollo de uno mismo.

* ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 542

La felicidad es un estado tan elusivo. ¿Cuán a menudo mis “oraciones” por otros incluyen oraciones “escondidas” para mi propio beneficio? ¿Cuán a menudo mí búsqueda de la felicidad es un obstáculo en el sendero del desarrollo de otro, o aun del mío? buscar el desarrollo por medio de la humildad y la aceptación nos trae cosas que difícilmente parecen ser buenas, íntegras y vitales. No obstante, al mirar atrás, puedo ver que el dolor, las luchas y los contratiempos han contribuido finalmente a la serenidad por medio de mi desarrollo en el programa.

Le pido a mi Poder Superior que me ayude a no impedir el desarrollo de otra persona o el mío propio.

. . . solamente hay dos pecados; el primero es interferir en el desarrollo de otro ser humano, y el segundo es interferir en el desarrollo de uno mismo.

 

 

 

* ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 542

 

 

 

La felicidad es un estado tan elusivo. ¿Cuán a menudo mis “oraciones” por otros incluyen oraciones “escondidas” para mi propio beneficio? ¿Cuán a menudo mí búsqueda de la felicidad es un obstáculo en el sendero del desarrollo de otro, o aun del mío? buscar el desarrollo por medio de la humildad y la aceptación nos trae cosas que difícilmente parecen ser buenas, íntegras y vitales. No obstante, al mirar atrás, puedo ver que el dolor, las luchas y los contratiempos han contribuido finalmente a la serenidad por medio de mi desarrollo en el programa.

 

Le pido a mi Poder Superior que me ayude a no impedir el desarrollo de otra persona o el mío propio.

 

 

 

 

 

La abstinencia ¿Es causa o consecuencia?


Siento que la abstinencia debe lograrse antes de comenzar a practicar el paso primero. En mi caso, es muy difícil que los pasos puedan convertirme en abstinente, porque no me salen cuando he tragado. Estar dispuesto a sentir y aprender a afrontar la vida como venga vendrá sólo después de que esté dispuesto a no volver a picar comida de nuevo y a alimentarme en forma adecuada. Tengo que crecer y actuar como un adulto, no como un niño. Las herramientas de recuperación junto con mi abstinencia serán lo que, por estas 24 horas, me mantengan recuperado. No puedo mantenerme abstinente de mis comportamientos compulsivos si elijo aislarme faltando a las reuniones, si desconfío de todo, si no pido ayuda a mi padrino, si no reservo tiempo para rezar y meditar, leer y escribir un diario. Y si no respeto mi plan de alimentación; no estoy abstinente.

Cuando mi necesidad de comer me está volviendo loco, ¿Cómo mantengo mi plan de alimentación?


Pensar en comida no es comer en exceso. No tenemos que actuar por nuestros sentimientos. Lo peor que podemos hacer es intentar convencernos a nosotros mismos de que debemos hacerlo. Nuestra fuerza de voluntad por sí sola siempre perderá. Hacer algo ligero – cualquier cosa excepto comer – generalmente ayudará a aliviar la necesidad. Podemos hacer: pedirle a nuestro Poder Superior que nos quite la necesidad; llamar a otro miembro de TA y explicarle lo que está ocurriendo; ir a una reunión; escribir sobre nuestros sentimientos; leer algo de literatura de TA nos ayudará a concentrarnos en nuestra recuperación; y recordarnos a nosotros mismos que podemos seguir abstinentes, no importa lo que pase. Para más sugerencias, leed “Antes de tomar ese primer bocado compulsivo” de TA.

 

Antes de tomar ese primer bocado


Su compromiso a la Abstinencia de comer compulsivamente es la cosa mas importante en su vida, ¡sin excepción!

Usted puede creer que otras cosas vienen primero, pero si no se abstiene de comer compulsivamente y practica la moderación en las comidas, puede destruir sus oportunidades de encontrar la salud, la felicidad, la comprensión de si mismo y la tranquilidad mental. Si usted esta convencido de que todo en su vida depende de que practique la abstinencia, casi seguramente lograra estas metas. Si esta confrontando con el impulso de comer, considere los puntos siguientes antes de tomar ese primer bocado compulsivo:

  1. Cultive la aceptación continua del hecho de que su única opción consiste en escoger entre los desgraciados atracones o el privarse de solo un pequeño bocado compulsivo.
  2. Cultive la gratitud humilde de que usted tuvo la suerte de enterarse de cual era su problema antes de que fuera demasiado tarde.
  3. Acepte como algo natural que por un periodo de tiempo (y puede ser largo) es posible que usted repetidamente experimentará:
    1. La tentación y el ansia consciente por comer algo entre comidas.
    2. El impulso súbito y avasallador de tomar solo un bocado.
    3. El antojo desesperante, no por la comida como tal, sino por esa agradable sensación y consuelo que solo uno o dos bocados antes le proporcionaba.

A pesar de ser molestos estos sentimientos, no hay que llevarlos a la práctica.

  1. Recuerde, cada vez que usted enfrenta una situación, sin comer compulsivamente, se le hará más fácil la próxima vez.
  2. Desarrolle y ensaye un plan diario de pensar y actuar por medio del cual usted vivirá ese día sin tomar un bocado impulsivo, a pesar de lo que le pueda perturbar o cuan fuerte sea el antiguo impulso por una probadita.
  3. Ni siquiera por un segundo se permita usted pensar: “No es una lastima o una cruel injusticia que no pueda tomar un bocadillo como la gente que se considera normal?
  4. No se permita ni pensar ni hablar de ningún placer real o imaginario que usted obtuvo alguna vez de ciertos alimentos.
  5. No se permita pensar que uno o dos bocados mejoraría alguna situación mala, o por lo menos la haría mas fácil de aguantar. Piense más bien Así: “Un bocado lo hará peor -un bocado quizá llevara finalmente a un atracón”.
  6. Minimice su situación. Considere el valor de otros quienes Han superado o aceptado gran adversidad en sus vidas. Piense agradecidamente de cuan afortunado es usted de tener una enfermedad que puede detenerse, simplemente por no tomar ese primer bocado compulsivo.
  7. Cultive el placer de abstenerse de comer compulsivamente:
    1. Que bueno es estar libre de culpabilidad, remordimientos y condenación de si mismo.
    2. Que bueno es estar libre del miedo de las consecuencias de un atracón recién terminado, o de un atracón futuro que antes nunca pudo evitar.
    3. Que bueno es estar libre del temor de lo que la gente ha estado pensando y murmurando de usted, libre de su compasión y desprecio mezclados.
    4. Que bueno es estar libre el miedo de si mismo.
  8. Catalogue y vuelva a catalogar el placer positivo de abstenerse de comer compulsivamente, tal como:
    1. La sencilla capacidad de comer y dormir normalmente y de despertarse contento de estar vivo, contento de haberse abstenido ayer, y contento de tener el privilegio de abstenerse hoy.
    2. La capacidad de afrontar cualquier cosa que la vida depare con tranquilidad mental, el respeto de si mismo y la posesión total de todas sus facultades.
  9. Cultive una útil asociación de ideas:
    1. Asocie ese primer bocado compulsivo con toda la miseria, vergüenza y remordimientos que usted siempre ha conocido.
    2. Asocie ese primer bocado compulsivo con la destrucción de su recién-descubierta felicidad y la perdida del respeto de si mismo y de su paz mental.
  10. Cultive la gratitud:
    1. Gratitud de que tanto pueda ser suyo por un precio tan pequeño.
    2. Gratitud de que usted pueda cambiar solo un bocado por toda la felicidad que la abstinencia de comer compulsivamente le proporciona.
    3. Gratitud de que TA exista y de que usted se enterar de ello a tiempo.
    4. Gratitud de que usted solamente sea una víctima de una enfermedad llamada tragonismo, que usted no sea un tragón de débil voluntad ni una persona de dudosa capacidad para razonar.
    5. Gratitud de que, como otros antes de usted han descubierto, con el tiempo usted no querrá ni extrañara la comida excesiva de la que esta usted privándose.
  11. Busque maneras de ayudar a otras personas que comen compulsivamente y recuerde, la primera manera de ayudar a otros es practicar usted mismo la abstinencia de comer compulsivamente.
  12. No olvide que cuando el corazón esta atribulado y la resistencia baja y la mente perturbada y confusa, hay mucho consuelo en un verdadero y comprensivo amigo que esta cerca.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: