Corriente Independiente de La Laguna


La serenidad y el discernimiento que obtenemos del trabajo del programa nos ayuda a darnos cuenta de que no “tenemos que hacer” nada. Siempre tenemos una alternativa.

Podemos inclusive, elegir si vivimos o no.

Nuestras vidas son regalo de nuestro Poder Superior y la elección de que hacer con ella es nuestra. Podemos continuar comiendo compulsivamente y observar como nuestra enfermedad progresa o empeora. Podemos apartarnos de la gente y consolarnos con comida. Podemos hacer lo menos posible, cada día, solo para sobrevivir.

Nosotros no tenemos que seguir el programa. Tampoco tenemos que comer compulsivamente. No tenemos que volver nuestras vidas a nuestro Poder Superior. Tampoco tenemos que continuar llevando la carga de nuestra persona y. de nuestra terquedad, por nosotros mismos. Sin embargo es un hecho experimentado por muchísimas personas que lo mas satisfactorio que podemos hacer con nuestras vidas es regresárselas a nuestro Poder Superior para que El las guíe a Su voluntad.

Gracias por mi libertad, Señor.


Pensamiento del día

Al principio quiere usted alcanzar la sobriedad, pero es usted impotente. Así, acude a un Poder Superior y confiando en ese poder, obtiene usted fuerza para dejar de comer. Desde ese momento usted quiere conservarse sobrio y ello es cuestión de reeducar su mente. Pasado un tiempo, lo logra en forma tal, que realmente disfruta de un vivir sencillo, sano, normal. Efectivamente, sin el estimulo artificial de la comida se goza. Todo lo que tiene que hacer es contemplar a los miembros de cualquier grupo de TA, y vera como ha cambiado su aspecto:

“¿Está cambiando mi perspectiva de la vida?”


Oración del día

Ruego porque la gratitud me traiga humildad. Pido que la humildad me ayude a vivir una vida mejor.

Anuncios

Comentarios en: "No hay nada que “tengas que hacer”" (2)

  1. He fallado una y otra vez en el intento de realizar cualquier dieta. Quizas es porque lo quiero hacer con mis propias fuerzas y son recurrir a Dios o al poder superior.

    • Asi me pasa, siento que si tengo fuerza de voluntad, sin embargo, la fuerza de voluntad es buena en cuanto a lo que es. Pero para el comedor compulsivo no funciona así, la obsesión que estamos tratando de controlar no es racional, así que no se pude controlar como algo racional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: