Corriente Independiente de La Laguna

Entradas etiquetadas como ‘Literatura’

Trabajo intensivo


…trabajo intensivo con otros alcohólicos . . . Funciona cuando fallan otras actividades.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS. p. 83

“La vida tendrá un nuevo significado”, como dice el Libro Grande (p. 83). Esta promesa me ha ayudado a evitar el egoísmo y la autoconmiseración. Ver a otros desarrollarse en este maravilloso programa y verlos mejorar la calidad de sus vidas es una recompensa inapreciable por mi esfuerzo para ayudar a otros. El autoexamen es otra recompensa más para la recuperación continua, así como lo son la serenidad, la paz y el contentamiento. La energía derivada de ver a otros en el sendero del éxito, de compartir con ellos la alegría del viaje, da un nuevo sentido a mi vida.

Una poderosa tradición


En los años anteriores a la publicación del libro Alcohólicos Anónimos, no teníamos nombre . . . Por un escaso margen, se decidió titular nuestro libro “La Salida” . . . Uno de nuestros primeros miembros solitarios . . . descubrió doce libros publicados con ese título . . . Así fue que “Alcohólicos Anónimos” se convirtió en el título de preferencia. Y así fue que conseguimos un título para nuestro libro, un nombre para nuestro movimiento y, como ya estamos comenzando a ver, una tradición de la más alta importancia espiritual.

La tradición de A.A.: cómo se desarrolló, p. 35-36

¡Cuántas veces un Poder Superior se ha hecho sentir en momentos cruciales de nuestra historia! En aquellos primeros días la importancia que el principio de anonimato adquiriría fue, si acaso, vagamente percibida. Parece que el azar contribuyó aun en la selección de un nombre para nuestra Comunidad.

Dios no desconoce el anonimato y frecuentemente aparece en los asuntos humanos disfrazado de “suerte”, “azar” o “coincidencia”. Si el anonimato, algo fortuitamente, se convirtió en la base espiritual de nuestras Tradiciones, quizá Dios estaba actuando anónimamente en nuestro beneficio.

Para no dormirme en mis laureles


Es fácil descuidarnos en el programa espiritual de acción y dormirnos en nuestros laureles. Si lo hacemos, estamos buscando dificultades porque el alcohol es un enemigo sutil.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 79

Cuando sufro me es fácil mantenerme cerca de los amigos que he encontrado en el programa. Las soluciones contenidas en los Doce Pasos de A.A. me alivian de ese dolor. Pero cuando me siento bien y las cosas me van bien, puede que me duerma en mis laureles. Para decirlo sencillamente, me vuelvo perezoso y me convierto en el problema en lugar de en la solución. Tengo que ponerme en acción, hacer mi inventario: ¿dónde estoy y a dónde voy? Un inventario diario me enseñará lo que tengo que cambiar para recuperar mi equilibrio espiritual. Admitir lo que encuentro dentro de mí, ante Dios y ante otro ser humano, me mantiene honesto y humilde.

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 361 seguidores

%d personas les gusta esto: